La música del pueblo Reviewed by Momizat on . 28 y 29 de abril (Festival Alternativo Trapos) ¡Qué invento! Cinco décadas representadas y muchos invitados. El FAT ha entrado con derecho propio en la escena d 28 y 29 de abril (Festival Alternativo Trapos) ¡Qué invento! Cinco décadas representadas y muchos invitados. El FAT ha entrado con derecho propio en la escena d Rating: 0
SomosLitera: Inicio » Binefar » La música del pueblo

La música del pueblo

La música del pueblo

28 y 29 de abril (Festival Alternativo Trapos)

¡Qué invento! Cinco décadas representadas y muchos invitados. El FAT ha entrado con derecho propio en la escena de los eventos imprescindibles en la agenda local. La edición de este 17 ha sido definitiva para disipar las dudas que pudieran colgar todavía de público y/o instituciones. El colectivo Los Trapos la han liado bien liada.

La más sonada manifestación musical del pueblo en una cumplida exposición dinámica de lo que ha sido Binéfar, musicalmente hablando, en las últimas cinco décadas. Todo ello en dos días de FAT, 22 horas de música, 16 formaciones, 90 músicos, 12 dj’s… y ocho meses de tarea organizativa para una veintena de personas (parejas incluidas) que han perseverado por cumplir la mejor edición del FAT.

Al final, un evento define su posición y ascendencia por el número de personas que logra atraer. Aquí no cabe ninguna duda que el FAT conseguía en sus dos jornadas que cientos de binefarenses y vecinos de otras poblaciones pasarán por el Recinto Ferial, en la mayoría de los casos para permanecer unas cuantas horas.

Las ideas, por parte de la organización, de cara a proponer novedades en el FAT se han evidenciado en esta edición con los dos días de festival, la recuperación de grupos como Los Farbines o Los Goyescos -¡emocionante!- o la instalación de carpas con servicio de hostelería. Pero habrá más, según nos comentaba Jorge Gallart, portavoz de Trapos y una de las cabezas en ebullición para beneficio del FAT.

Musicalmente, sobresaliente. Los “músicos recuperados” tocan mucho mejor, la tecnología a su alcance ha elevado su calidad y el resultado final siembra en escena un sonido excelente, dentro del estilo de cada una de las bandas y del ajustado tiempo para los ensayos con el que han podido contar.

Lo peor es que habrá que esperar dos años para regresar a aquellos años y a aquellas canciones. Lo mejor es que dos años dan para no cansar, además de preparar a conciencia todo lo que vendrá después. ¡Bien por los Trapos! Las instituciones deberán estar al lado de “la música del pueblo”.

 

loading
Scroll to top