El Ayuntamiento de Binéfar pone en marcha dos procesos sancionadores contra Litera Meat y Fribin Reviewed by Momizat on . 02.12.2018 El pleno ordinario de noviembre concluyó, por unanimidad, iniciar sendos procesos sancionadores contra Litera Meat y Fribin por realizar obras en sus 02.12.2018 El pleno ordinario de noviembre concluyó, por unanimidad, iniciar sendos procesos sancionadores contra Litera Meat y Fribin por realizar obras en sus Rating: 0
SomosLitera: Inicio » + Empresa » El Ayuntamiento de Binéfar pone en marcha dos procesos sancionadores contra Litera Meat y Fribin

El Ayuntamiento de Binéfar pone en marcha dos procesos sancionadores contra Litera Meat y Fribin

El Ayuntamiento de Binéfar pone en marcha dos procesos sancionadores contra Litera Meat y Fribin

02.12.2018

El pleno ordinario de noviembre concluyó, por unanimidad, iniciar sendos procesos sancionadores contra Litera Meat y Fribin por realizar obras en sus instalaciones sin el pertinente permiso municipal.

El Consistorio en pleno, a excepción de dos concejales del grupo Popular –Carlos Corzán no asistió a la sesión por motivos profesionales, mientras que Agustín Aquilué Frago prefirió ausentarse del pleno en la votación de estos dos puntos del orden del día al desempeñar su tarea profesional en Fribin-, votaron a favor del inicio de un proceso sancionador contra las empresas Litera Meat (Grupo Pini) y Fribin por incumplir la orden municipal de paralización de las obras que estaban realizando sin contar con la licencia municipal correspondiente. Los dos expedientes sancionadores se abren por infracción grave, según el artículo 278 del texto refundido de la Ley de Urbanismo de Aragón; las sanciones por esta infracción van desde 6.000 a 60.000 euros, aunque la cuantía no quedó fijada.

El concejal de Urbanismo de Binéfar, Daniel Isábal, explicó que, en ambos casos, “cuando el Ayuntamiento tuvo conocimiento de que ambas empresas estaban realizando obras sin el permiso pertinente se les envió una notificación, ante la cual no paralizaron las obras y por consiguiente desde el Ayuntamiento se les envió por escrito una orden de paralización”. Fue entonces cuando el Consistorio se vio obligado a precintar las obras de las dos empresas, hasta que éstas contaran con las licencias en cuestión. Isábal subrayó que la infracción es grave, “no por hacer obras sin licencia, ya que esta falta es leve si las obras son legalizables, sino por saltarse las medidas cautelares impuestas por el Ayuntamiento para la paralización de los trabajos”. De hecho, este fue el motivo que se votó y se aprobó por unanimidad en el pleno. Ahora se abre un periodo de exposición pública y de alegaciones, para posteriormente plantear una propuesta de sanción.

 

loading
Scroll to top