Comienzan las Fiestas Mayores de Binéfar con un magnífico pregón a cargo de Ernesto Romeu Reviewed by Momizat on . El día comenzó dubitativo, en lo climatológico, pero finalizaba con un calor especial merced al poblado desfile de carrozas y al pregón que pronunciaba nuestro El día comenzó dubitativo, en lo climatológico, pero finalizaba con un calor especial merced al poblado desfile de carrozas y al pregón que pronunciaba nuestro Rating: 0
SomosLitera: Inicio » Binefar » Comienzan las Fiestas Mayores de Binéfar con un magnífico pregón a cargo de Ernesto Romeu

Comienzan las Fiestas Mayores de Binéfar con un magnífico pregón a cargo de Ernesto Romeu

Comienzan las Fiestas Mayores de Binéfar con un magnífico pregón a cargo de Ernesto Romeu

El día comenzó dubitativo, en lo climatológico, pero finalizaba con un calor especial merced al poblado desfile de carrozas y al pregón que pronunciaba nuestro querido Ernesto Romeu. A continuación reproducimos, íntegramente, el texto del pregonero:

¡Buenas tardes amigos y amigas de Binéfar y Comarca! Mi saludo de corazón para todos: vecinos, peñas, Interchamizos, asociaciones… alcalde de Binéfar, de Monzón, de Tamarite, alcaldesa de Albelda, autoridades provinciales y comarcales, concejales y concejalas. Gracias por invitarme a pronunciar el Pregón de las Fiestas Mayores de Binéfar 2015. También a mi familia por su apoyo, representada aquí por mis nietas, Elena, Paula, Laura y Claudia.

Me produce una gran ilusión ser Pregonero de la ciudad a la que tanto quiero, y a la que he intentado servir y trabajar a lo largo de mi vida lo mejor que he podido y lo mejor que he sabido. Como hijo de Binéfar me es imposible evitar mi amor apasionado por la Villa. Por eso siento a nuestra ciudad como algo vivo, con un corazón que late y como una madre que acoge a todos sus hijos en su regazo, los cuida, los defiende y no se ha rendido jamás.

En el siglo XVII, Binéfar no era más que un pequeño lugar en medio del llano. Estaba desprotegida, sin murallas, sin barreras, sin defensas. Soportaba los sufrimientos en la Guerra de Secesión donde es arrasada y los vecinos tienen que huir. Después de 8 años de exilio, en 1.650, sólo regresan al pueblo 63 familias. La vida era difícil en el secano; la lluvia marcaba la diferencia entre la supervivencia y el hambre. Había largas sequías, y se hacían rogativas a la Virgen del Romeral para que lloviese. Era la angustia que los organizadores a participar en el famoso meeting de Binéfar en 1896, para exigir el canal, dicen: “Hay un clamor popular, reclamando el agua en esta desgraciada Comarca de La Litera, donde los sufridos habitantes se encuentran en un grave estado de aflicción y amargura, y la emigración es constante por no tener medios para vivir”.

Joaquín Costa, abanderó la lucha por el canal y el alcalde de Binéfar, Benito Coll proclamaba: “El agua del canal es el único medio que puede librarnos del hambre y de la muerte”. En 1906 las aguas del canal, por fin, ya riegan los campos sedientos de La Litera. Esto, unido a que unos años antes había llegado el ferrocarril, hacen que Binéfar se convierta en la tierra prometida que mana leche y miel. Hay una primera migración interior, la natural de la montaña al llano. Son gentes de La Litera, de la Ribagorza y de Teruel que buscando una vida mejor llegan a Binéfar. Entre estos primeros inmigrantes arriban mis abuelos y mis padres. Binéfar los recibe a todos con los brazos abiertos y ellos contribuyen con su trabajo a mejorar sus vidas y también la economía del territorio. No debemos olvidar, como recuerdo en blanco y negro, los años trágicos en los que Binéfar sufre en carne viva la insensatez de la Guerra Civil.

En los años 60, recibimos el segundo movimiento migratorio. Familias, mayormente del sur de España, llegan a nuestro pueblo y favorecen nuestro desarrollo y riqueza… Buscan el sueño americano… en Binéfar. Entre ellos, hay una persona que viene de jornalero y acaba por fundar una gran empresa que crea riqueza y trabajo para la población. El mes pasado, nos dejó: Alfonso Ruiz Alfaro, un hombre bueno, generoso y desprendido.

Seguimos; en los años 70 contamos con 7.000 vecinos. Se logra la ansiada democracia, pacíficamente. Nadie se siente extraño en la Villa. La convivencia es perfecta en un pueblo en el que nadie se siente forastero. La tercera inmigración se produce a nivel mundial y es muy intensa a partir del año 2000. Contribuyen al desarrollo económico y multicultural de la Comarca y a que hoy, Binéfar, tenga 9.461 habitantes. He querido hacer un breve repaso por la historia de nuestro joven pueblo. Debería servirnos para conocer y no renunciar a nuestro pasado. La historia está ahí, para bien o para mal, pero es la consecuencia de que hoy estemos celebrando este acto, preludio de nuestras Fiestas Mayores en honor del Santo Cristo de los Milagros.

También hoy os pido que recordemos a personas decisivas en la cultura de nuestras Fiestas y que se fueron demasiado pronto. Me refiero a Pepe Beltrán y a Paco Garreta. Para ellos, les mandamos un recuerdo emocionado.

El pasado mes de julio finalicé mi periodo como presidente de Cruz Roja en Binéfar, un puesto que he desempeñado durante 16 años. En esta etapa, nos hemos incorporado a las demandas sociales del siglo XXI. Expreso mi gratitud al pueblo de Binéfar que se ha volcado con la entidad. El apoyo de seiscientos cincuenta socios y ochenta y ocho voluntarios/as, son el patrimonio que nuestra Villa le ofrece a Cruz Roja, que a su vez, se preocupa del bienestar de la gente de nuestro pueblo a través de numerosos programas, como la Teleasistencia o los Servicios Preventivos que prestan nuestros socorristas, velando por la seguridad de todos nosotros en estos días.

Voy acabando. La situación no es buena para muchas familias y muchos jóvenes se intranquilizan por su futuro. Es difícil tener esperanza, pero hay que luchar y saber que siempre nos quedarán las Fiestas. ¡Nadie nos las puede quitar! Por tanto, niños, jóvenes, padres de familia y personas mayores tenéis el derecho y la obligación de olvidar vuestros problemas y pasarlo lo mejor posible. ¡Divertíos mucho, que os lo merecéis!

Termino. Quiero pediros algo más: Tengamos en el pensamiento a los enfermos, a las personas mayores que no pueden salir de casa, a los que padecen soledad, a quienes sufren en silencio violencia de género y a todos aquellos que no pueden disfrutar, como nosotros, de estos maravillosos días de Fiesta.

Finalizo apropiándome de unos versos de un autor, que está por aquí cerca, y con los que he realizado un “collage” que espero me disculpe.

¡Gente de la Villa de Binéfar!

Vamos a embriagarnos todos…

Pero con el licor de la vida.

Con el licor de la tolerancia.

Con el licor de la amistad.

Con el licor del amor y el buen rollo,

Para no ser eco… sino un punto de partida.

¡Que comiencen las Fiestas 2015! ¡¡VIVA BINÉFAR!! ¡¡VIVAN LAS FIESTAS DE BINÉFAR!!

Foto: Ernesto Romeu pronunció el pregón bajo la atenta mirada del alcalde de Binéfar, Alfonso Adán,  el presidente de la DPH, Miguel Gracia y el alcalde de Monzón, Álvaro Burrell

loading
Scroll to top