AMES amplía su fábrica de Tamarite de Litera Reviewed by Momizat on . Veinticinco nuevos puestos de trabajo se van a derivar de la ampliación que AMES Tamarite está llevando a cabo en la capital literana. Dos mil quinientos metros Veinticinco nuevos puestos de trabajo se van a derivar de la ampliación que AMES Tamarite está llevando a cabo en la capital literana. Dos mil quinientos metros Rating: 0
SomosLitera: Inicio » + Empresa » AMES amplía su fábrica de Tamarite de Litera

AMES amplía su fábrica de Tamarite de Litera

AMES amplía su fábrica de Tamarite de Litera

Veinticinco nuevos puestos de trabajo se van a derivar de la ampliación que AMES Tamarite está llevando a cabo en la capital literana. Dos mil quinientos metros cuadrados se sumarán a los cinco mil doscientos actuales. AMES Tamarite confirma de este modo su apuesta decidida por consolidar, dentro de la compañía, la fábrica tamaritana en su noveno cumpleaños en La Litera.

El pasado 25 de enero se iniciaba en AMES Tamarite la obra civil que va a ampliar la actual fábrica en un cincuenta por ciento. El nuevo módulo que ya se está construyendo queda adosado al actual con unas medidas de 140 metros de largo por 18 de ancho. En total, 2.520 m2 nuevos que elevarán el total a 7.720 m2. “El espacio libre del que disponemos nos permite en un futuro la construcción de dos nuevos módulos adosados al que se está construyendo”, indica Ángel Lorenzo, ingeniero en Máquinas Navales y director de AMES Tamarite. La previsión de la empresa es que a finales de julio esté concluida la obra civil para, a continuación, iniciar el llenado del nuevo módulo con toda la maquinaria necesaria: horno, prensas, máquinas de acabado… “Todo deberá estar listo para iniciar producción en enero de 2017”, subraya Lorenzo.

AMES Tamarite va a emplear a unos 25 trabajadores para el funcionamiento productivo del nuevo módulo, que vendrán a completar una plantilla en Tamaite de 105 empleados. El grupo AMES cuenta con 1.000 personas trabajando en sus cuatro centros ubicados en Sant Viçens dels Horts, Montblanc, Solsona y Tamarite. A nivel comarcal, la empresa ya está entre las tres más importantes atendiendo al número de empleados. “Con el ritmo que llevamos y viendo la implicación de la dirección de AMES, la fábrica de Tamarite va a seguir creciendo. Por el gran tamaño de los otros tres centros de trabajo, la planta de aquí es la más indicada para futuras nuevas ampliaciones. El potencial y posibilidades de la empresa dan para ser optimista a corto y medio plazo”, señala Ángel Lorenzo.

Inicialmente, la producción que va a acoger el módulo en construcción no va a variar en exceso de lo que ya se está haciendo, es decir, pieza dentada pequeña y de proceso corto con destino, principalmente, al sector del automóvil. Las piezas fabricadas en Tamarite llegan a cincuenta países de todo el mundo y a clientes-multinacionales como BOSCH, VALEO, AUDI o FORD. Piezas que después encontraremos en los mecanismos de los espejos retrovisores de nuestros vehículos o en los movimientos de acomodo de asientos para automóviles, motores de arranque… “Es probable que podamos incluir algún proceso más en la producción para incrementar el número de referencias de salida”, explica el director de AMES Tamarite.

Cabe recordar que la empresa de origen catalán se implantó en Tamarite el 4 de mayo de 2007 con 21 trabajadores en sus inicios. En nueve años, y con una durísima crisis global de por medio, AMES Tamarite ha multiplicado por cinco su número de empleados. A nivel de grupo, AMES se ha convertido en lider mundial en la fabricación de componentes sinterizados en grandes series.

Buena parte de las últimas incorporaciones de trabajadores en la fábrica de Tamarite han llegado gracias a la Formación Profesional Dual (FPD) de la cual participa la empresa, en colaboración con el IES La Litera. El ciclo formativo de Mecanizado (grado medio) está facilitando la contratación de una mano de obra especializada en las necesidades reales de la empresa. AMES Tamarite es pionera y referencia en Aragón dentro de la FPD. “Un sesenta por ciento de los estudiantes que acaban han ido entrando a trabajar en nuestra empresa. El cuarenta por ciento restante está empleado en otras empresas de la comarca”, confirma Lorenzo. A pesar de los ocho años de experiencia de AMES en este tipo de formación, todavía existe un amplio margen de mejora e implicación por parte de la administración, sobre todo con los centros más periféricos o rurales como es el caso que nos ocupa. “El profesorado no eventual es una necesidad evidente que requiere el proyecto”, concluye el director de AMES Tamarite.

 

loading
Scroll to top